Alexanderplatz - Parques Nacionales - G
  • Alexanderplatz - Parques Nacionales - G
  • IMG_1826 A OK
  • IMG_1827 B OK

Alexanderplatz

Parques nacionales españoles

JAB-2075
LP vinilo 12"
17,0015,00
Edición limitada de 300 unidades, que incluye cupón de una descarga gratuita del álbum en formato digital (MP3 - 320 kbps)

"Parque nacionales españoles" es el segundo álbum de ALEXANDERPLATZ. Dos años después de la publicación de "Muera usted mañana", Alejandro Martínez retoma con espíritu más sosegado la aventura de volver a adentrarse, junto a sus compañeros de viaje, por esos territorios alguna vez explorados (desde los tiempos en Klaus&Kinski) por los que siempre sintió atracción. La diferencia con respecto a otras veces está en la forma de emprenderla y en los medios utilizados. Aunque, como en todos sus discos, vuelve a hacer gala de una variedad deslumbrante de estilos para llevarlo a cabo, sigue sorprendiéndonos cada vez que lo hace. En "Parque nacionales españoles" no hay cabida para los temas instrumentales y predominan los sonidos más orgánicos (canción melódica y popular, ritmos latinos y hasta algún tema fronterizo), a los electrónicos (krautrock, synthpop, dreampop), como de algún modo se pudo comprobar en "Murcia Delenda Est", la canción y EP que sirvió de adelanto; pero una vez más entretejidos con la maestría de orfebre que ha demostrado desde que con Klaus&Kinski publicó "Tu hoguera está ardiendo".

"Parque nacionales españoles" es seguramente el disco más contemplativo de ALEXANDERPLATZ y, también el más condensado (no es un álbum doble, por primera vez en la discografía de Alejandro Martínez). Cierto es que tampoco hay tantos antecedentes y que, entre los pasatiempos de Alex siempre estuvieron los de ver, escuchar y cantar, pero tal vez lo vivido en este 2020 ha propiciado la labor y fomentado en él el arte de observar e interpretar los diversos panoramas que encontraremos en "Parques nacionales españoles". Un disco compuesto por once canciones eminentemente pop, con el que ALEXANDERPLATZ nos guiarán a través de parajes muy diversos, exteriores, pero también interiores, que tal vez, por las razones expuestas, hayan adquirido un carácter más bucólico y costumbrista de lo habitual, por supuesto, no exento del mordaz argumento de la palabra y de algún implacable despliegue de guitarra en los temas más rocosos.

La cara A se abre con la histórica "Isabel como Fernando", en la que a ritmo power pop sobre una ola de surf ruidoso se recrea una confesión amorosa. Le sigue "Un tal vez rotundo", synthpop enérgico que nos traslada a los años 80 más oscuros por intrincados caminos y dudas metafísicas. Le allana el terreno a dos baladas que nunca faltan en sus discos. La primera, "Todo es verdad salvo alguna cosa", romántica y algo desgarrada canción melódica; la segunda, "Mausoleo", un bolero estilo crooner con toques jazzy y rítmica latina sobre la desolación que causan las ausencias. "La cosa" vuelve a meternos en el túnel del tiempo (por el que Alejandro Martínez parece moverse como pez en el agua) para situarnos de nuevo en los 80 dando vueltas sobre una misma cosa, sirviéndose de un medio tiempo synthwave con un punto épico muy Martínez (e incluso Battiato). Cierra este lado del vinilo "Cinismo para las masas", una refrescante, elegante y, por supuesto, cínica bossa con burbujas dream pop que nos vuelve a zarandear y amenizar el recorrido.

La conocida "Murcia delenda est", primer adelanto del disco, es la encargada de empezar a agitar las aguas turbulentas que nos acompañarán hasta el final del álbum. Es lo que tiene mezclar un folk arpegiado clásico con un synthpop sobre geografías inasibles. Casi sin solución de continuidad nos metemos a ritmo de kraut en el "Callejón de verbena y reyerta", un poco electro, un poco rock, un poco folklórico, que nos relata ciertos sucesos urbanos cotidianos. Pero, para que no llegue la sangre al río, "Spanien" nos devuelve a la senda del pop clásico. Un tema con cierto color hispano que trata sobre cuestiones migratorias y emocionales muy (de nuevo) Martínez. Las sombras se nos echan encima al compás (ternario) de "Sindicato vertical de enterradores". Folk fúnebre de aire fronterizo, que contrasta con la, a primera vista, luminosa y tranquila "Paseo por el río", con la que un Alejandro Martínez, en modo crooner, acaba un disco lleno de recovecos y misterios aparentemente inescrutables. Que les acompañe el tiempo y lo disfruten con sosiego porque, como se suele decir en el séptimo arte... «Los personajes y hechos retratados en esta película son completamente ficticios. Cualquier parecido con personas verdaderas, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia».

"Parque nacionales españoles" ha sido compuesto e interpretado por Alejandro Martínez, excepto: David Martínez (violines), Sergio Bernal, batería en “Isabel como Fernando”, “Todo es verdad salvo alguna cosa”, “Spanien” y “Paseo por el río”; Miguel Porras, baterías en “Sindicato vertical de enterradores”; Raúl Frutos (Crudo Pimento), congas, maracas y güiro en “Mausoleo”: Luis Pérez de Tudela, trompetas en “Mausoleo”, “Spanien” y “Sindicato vertical de enterradores”. Producido, grabado y mezclado en Murcia por Alejandro Martínez y asistido por Antonio Illán (MIA Estudios, Algezares, Murcia). Masterizado por Arturo Vaquero en Estudios Abrigueiro (Friol, Lugo).

Ilustración: Paco Martínez. Dirección de arte, diseño y maquetación: Paco Martínez y Antonio Márquez.

Tracklist

  1. Isabel como Fernando
  2. Un tal vez rotundo
  3. Todo es verdad salvo alguna cosa
  4. Mausoleo
  5. La cosa
  6. Cinismo para las masas
  7. Murcia Delenda Est
  8. Callejón de verbena y reyerta
  9. Spanien
  10. Sindicato vertical de enterradores
  11. Paseo por el río